logo-sinergies-consultoria-zen

¿Qué es la Consultoría ZEN?

La Consultoría ZEN es una metodología para mejorar la rentabilidad y la efectividad organizativas a través de la implicación y la satisfacción de las personas.

Haz clic en la imagen para medir el nivel de satisfacción en tu organización sin coste y sin compromiso.

 


 

La Consultoría ZEN aplica un método de trabajo innovador que añade una nueva perspectiva a la consultoría tradicional; la mejora organizativa se realiza a través de la implicación de los trabajadores en el resultado y teniendo en cuenta a otras personas relacionadas: clientes, proveedores y comunidad en general. Se consigue de esta manera acelerar el proceso de mejora, eliminar barreras y dudas ante el cambio y anticipar la consecución de los resultados esperados.

El objetivo es optimizar los procesos y los resultados, mejorando al mismo tiempo la relación de las personas con la organización. Porque de nada sirve disponer del mejor coche si no tenemos un piloto comprometido con ganar la carrera

En este sentido, la Consultoría Zen utiliza las mismas herramientas de mejora de procesos aplicadas por la consultoría tradicional añadiendo nuevos enfoques organizativos y estratégicos que ofrecen una visión más potente de las posibilidades de mejora e implementando los cambios con trabajadores altamente interesados y comprometidos con el resultado. En otras palabras, nuestra metodología centra su objetivo en acelerar los procesos de mejora y de cambio a través de un enfoque sistémico y de la implicación en el resultado de todas las personas involucradas.


 

La metodología de Sinergies se fundamenta en cinco aspectos principales:

1. Análisis y toma de control: El objetivo es identificar el problema que tiene la empresa, las características que lo definen, así como sus implicaciones en las personas que integran la organización. Esta fase se realiza a tres niveles: procesos (qué hacemos), modelo organizativo (cómo nos organizamos para hacerlo) y visión (para qué lo hacemos). Se implementa a través de reuniones con equipos y entrevistas en profundidad con los responsables, con los trabajadores de las distintas áreas y utilizando las herramientas contables, financieras y analíticas más adecuadas.

2. Definición del problema y sus causas: Con toda la información obtenida en la fase anterior, se realiza una nueva lectura desde distintas ópticas que permite entender la problemática en toda su dimensión. Esa nueva lectura se comparte con el equipo responsable para garantizar que todas las personas implicadas entienden la situación de igual manera. Esta re-formulación del problema se realiza durante una sesión de trabajo con el equipo responsable que es dirigida por el consultor.

3. Plan de acción. Una vez consensuada y entendida la problemática y sus circunstancias por parte de todas las personas involucradas, se diseña conjuntamente un plan de acción que pone foco en la mejora de la organización en términos de eficiencia operativa, rentabilidad y bienestar de las personas. Este plan se define a través de sesiones grupales dirigidas por el consultor, durante las que también se obtiene el consenso y el compromiso de todos los que deben colaborar en el proceso de mejora.

4. Implementación del cambio. Ha llegado el momento de transformar la organización ejecutando el plan acordado. Se trata de una fase crítica de la que dependerá en gran manera el éxito del proceso. La aportación de Sinergies en esta fase se centra en facilitar y potenciar la transición, aplicando método y conocimientos para que el proceso sea exitoso y ágil a través de un seguimiento intensivo.

5. Nueva perspectiva: Y todo ello desde la perspectiva de maximizar la rentabilidad y la eficiencia junto al bienestar de las personas involucradas. Porque las personas más felices son más productivas, los clientes más satisfechos son más fieles y menos sensibles al precio, y una comunidad a favor es sinónimo de muchas ventajas para la organización.


 

¿En qué situaciones resulta especialmente útil el modelo de trabajo de la Consultoría Zen?

La metodología que aplica la Consultoría Zen es muy efectiva para conseguir tres tipos de mejora:

  1. Mejorar sin crecer: porque se eliminan las ineficiencias de “lo que se hace” para encontrar “la mejor manera de hacer”.
  2. Hacer más sin invertir: “hacer más” hasta optimizar la capacidad de la instalación y reducir los costes al máximo.
  3. Ampliar: tras consolidar las mejoras anteriores, y si se necesita seguir creciendo.

Beneficios del método Sinergies de Consultoría Zen

 

Mayor rentabilidad
Mayor Rentabilidad
Bienestar de las personas
Máxima eficiencia
Resultados Crecientes
Sostenibilidad en el tiempo

 

 

 

 

 

 

Entradas recientes

Se busca Director/a de Felicidad

En línea con nuestra perspectiva de maximizar la rentabilidad y la eficiencia junto al bienestar de las personas, la semana pasada nos llamaba especialmente la atención una oferta de trabajo. Titulada Director/a de Felicidad destacaba las siguientes funciones y responsabilidades principales: Diseñar e implementar políticas corporativas y medidas que impacten positivamente en el bienestar de … Sigue leyendo Se busca Director/a de Felicidad

MindfulORG: Organizaciones más felices y productivas

Mente calmada para una organización Zen Todas las tareas que se realizan en el ámbito laboral tienen una dimensión mental. Es decir, son actividades en las que la predisposición mental es clave y tiene un efecto directo en los resultados empresariales, determinando tanto el coste como la calidad de su ejecución. El estado anímico, el … Sigue leyendo MindfulORG: Organizaciones más felices y productivas

Más entradas