Cinco aspectos que puedes cuidar en el lugar de trabajo para mejorar el bienestar de tus empleados.

En Sinergies pensamos que un negocio productivo necesita empleados felices. 

En efecto, cuidar la salud y la seguridad de los trabajadores produce interesantes beneficios para las empresas que se concretan en una mayor productividad de los empleados, retención del talento y mayor rentabilidad de las operaciones. Y esto es así porque la sensación de bienestar favorece la concentración y el rendimiento de las personas. Los empleados que se sienten bien en su lugar de trabajo, rinden más y no sienten la necesidad de buscar oportunidades en otras organizaciones.

 

¿Cómo cuidar la salud y bienestar de los trabajadores en las instalaciones de la empresa?

Si hasta hace unos años el cuidado de la salud y bienestar de los trabajadores se reducían a la prevención de riesgos laborales, la tendencia en las organizaciones es ir mucho más allá, incorporando sistemas y facilidades que mejoren la sensación de bienestar de sus trabajadores. Estos son cinco de los aspectos que pueden mejorarse con relativa facilidad y que tendrán un mayor influencia positiva en la sensación de bienestar de los trabajadores.

 

1. Calidad del aire interior: que se consigue a través de sistemas de ventilación y de purificación del aire. Una mejor calidad del aire reducirá las alergias, irritaciones y distintas enfermedades del sistema respiratorio, cardiovascular y nervioso de las personas que trabajan en la oficina.

 

2. Iluminación adecuada. La luz juega un papel muy importante en el comportamiento de nuestro organismo que tiene que ver con el estrés, el insomnio o el rendimiento laboral. La recomendación es favorecer la iluminación natural en los espacios de trabajo porque evitarla produce sensación de “encerramiento”. Colocar los sistemas de iluminación de forma que se eviten las sombras y los deslumbramientos. Evitar las luces intermitentes (fluorescentes deteriorados, por ejemplo). Una mala iluminación puede suponer problemas para los trabajadores como fatiga visual, dolor de cabeza, dificultad de concentración…

 

3. Confort térmico y acústico. La sensación de bienestar tiene mucho que ver con la temperatura y el ruido. Termostatos, estores automáticos o inteligentes, son medidas que pueden hacer que los empleados se sientan más confortables.

 

4. Favorecer la hidratación con agua de calidad. La hidratación del organismo es imprescindible para mantener la concentración y las funciones cognitivas durante la jornada laboral. La falta de hidratación interna puede producir, entre otros: boca seca, debilidad, dolor de cabeza, sequedad en la piel, confusión y fatiga. Por eso es importante facilitar que los trabajadores puedan beber agua de calidad, ya sea a través de la instalación de filtros o fuentes. Además, estos sistemas cuidan el medioambiente reduciendo el uso de botellas de plástico.

 

5. Presencia de la naturaleza. Muchos estudios relacionan el contacto con la naturaleza con niveles reducidos de estrés, ansiedad y depresión. Por eso colocar plantas, recurrir a tonalidades verdes, incorporar acabados naturales (piedra, madera…) o favorecer vistas a exteriores con naturaleza ayuda a crear una sensación de bienestar y mejorar la felicidad de quienes comparten un lugar de trabajo.

¿TE HA INTERESADO ESTA INFORMACIÓN? ¿TE GUSTARÍA RECIBIR POR EMAIL OTROS ARTÍCULOS QUE TE AYUDEN A INCREMENTAR LA PRODUCTIVIDAD Y SATISFACCIÓN DE TU NEGOCIO?

Suscríbete a nuestro boletín mensual y lo recibirás de forma gratuita en las próximas cápsulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *