6 pasos para aumentar tu satisfacción en el trabajo: un método fácil y efectivo

Seguro que conoces a personas satisfechas con su trabajo, ¿eres una de ellas? Según afirma el psicólogo Shawn Achor en su libro “La felicidad como ventaja” solo el 2% de las personas afirman estar satisfechas con su trabajo. ¿No es sorprendente?

Si perteneces a ese selecto grupo del 2%, este artículo no te aportará gran cosa. Si, por el contrario, te gustaría formar parte de él, tenemos una buena noticia; lograrlo solo depende ti, no necesitas la autorización de nadie y, aunque no es fácil, es un objetivo que está a tu alcance y que puedes mejorar rápidamente siguiendo las 6 recomendaciones que se incluyen a continuación.


Las personas tenemos la necesidad de encontrar un sentido a nuestra vida necesitamos percibir que aquello que hacemos es útil y sirve para algo o a alguien. También le damos mucha importancia al valor o utilidad que le otorgan los demás. (Si quieres profundizar en esta idea, tal vez te interese leer nuestro anterior artículo "Aumenta tu satisfacción vital en 7 pasos")

Por otro lado, la Programación Neurolinguística (PNL)  subraya que la experiencia nos ayuda a identificar las cosas que se nos dan bien y es precisamente a través de esas cosas que encontramos un sentido a la vida; es decir, que para un futbolista la vida tiene mucho que ver con un partido de fútbol, para un ingeniero con un cálculo y para un abogado con un conjunto de normas.

Es por ello que las claves de la satisfacción personal en el trabajo se fundamentan en 3 principios:

  • Hay cosas o actividades que se me dan mejor que otras. Hacerlas me satisfacen y su recuerdo también.
  • Lo que se me da bien me lleva a interpretar la vida de una determinada manera.
  • Ese sentido lo relaciono con mi capacidad de servir a otros.

Si reflexionas sobre las actividades que se te dan bien, verás que son actividades que te gusta realizar y a las que dedicas más tiempo que a otras. Pero no solo el tiempo dedicado hace que mejore tu destreza. Esas actividades que se te dan mejor, verás que, aparte de ser a las que más tiempo dedicas, también te sientes bien cuando las realizas. Son actividades por las que sientes un determinado interés o curiosidad; que realizarlas o hacerlas mejor supone un reto comprometedor; que las realizas incluso estando cansado y que en esas circunstancias es como si accedieras a una fuente de energía inagotable. Con el tiempo, el mejor recuerdo o satisfacción, no son los premios o reconocimientos, sino el recuerdo de la propia actividad, del esfuerzo, del reto. ¿Te suena?

Si compartes responsabilidad con otras personas, verás que alguien satisfecho con su trabajo mejora la calidad de lo que hace y no tiene necesidad de buscar esa satisfacción en otro lugar, sino que, por el contrario, su trabajo se convierte en un reto que aumenta más, si cabe, su satisfacción profesional.

Así pues para mejorar tu satisfacción laboral te proponemos las siguientes prácticas:

  1. Diariamente anota todas las actividades que realices indicando la hora de inicio y de fin. Utiliza una hoja diferente para cada día.
  2. Anota también los descansos si tienen contenido o son de duración superior a 5 minutos. Te sorprenderás de la cantidad de tiempo y veces que dedicamos a recompensarnos. No consideres anularlos, son buenos, el cerebro los utiliza para recargarse, los necesitamos para seguir rindiendo, y, bien gestionados, mejoran nuestra satisfacción y nuestra productividad.
  3. Al finalizar cada actividad (y no al final del día), pon una nota a cómo te hace sentir la actividad realizada. Puedes utilizar la escala de 0 a 10, o símbolos como ↑, ↑↑ ó ↓, ↓↓, o emoticonos como lo que te sea más agradable.
  4. Al final del día, repasa tus puntuaciones. Anota si han sucedido alteraciones que te han generado insatisfacción, incomodidad, o por el contrario hechos que te han generado satisfacción.

Al finalizar la semana, que tu última actividad sea revisar como han ido tus actividades y puntuaciones y responde a las siguientes preguntas:

En general:

    • ¿Qué nota media obtienes?
    • ¿Qué tipo de actividades predominan? Son de tipo rutinario, como atender el teléfono, revisar correo, etc; o de tipo creativo como, realizar cálculos, informes, estudios, etc.
    • ¿Cuántas actividades tienen que ver con el sentido de tu vida? ¿De qué tipo son? ¿Cuánto tiempo suponen?
  1. Respecto a tus puntuaciones más bajas:
    • ¿Puedes detectar alguna pauta o causa que, si pudieras corregirla, ayudaría a mejorar tu satisfacción la próxima semana?
    • ¿De qué tipo de actividad se trata? ¿Tiene que ver con las que dan sentido a tu vida? En este caso, intenta encontrar qué es lo que te incomoda ya que estas actividades tienen mucho que ver con tu satisfacción y autoestima.
  1. Respecto a tus puntuaciones más altas:
    • ¿Puedes detectar alguna pauta o causa que sea la razón de la buena nota? ¿Puedes aplicar dicha pauta a las actividades de baja puntuación?
    • Escoge las 3 mejores puntuaciones que tengan que ver con tu sentido de vida. Seguro que las puedes mejorar. Pregúntate ¿Qué hace falta para que me consideren mejor profesional? Indica, para cada una, 3 posibles mejoras.

Sigue estas sencillas pautas y veras como en un mes (4 semanas) mejorará significativamente tu satisfacción en el trabajo. Y, más importante aun, descubrirás qué tienes que hacer para que mejore tu autoestima, el aprecio de tus compañeros y la valoración de tus superiores.

 

¡Mucha suerte, vas a descubrir al profesional que hay en tí! ¡te espera toda una vida de retos apasionantes!

 

¡No te pierdas la cápsula del próximo mes donde te orientaremos para mejorar tu rendimiento!

¿TE HA INTERESADO ESTA INFORMACIÓN? ¿TE GUSTARÍA RECIBIR POR EMAIL OTROS ARTÍCULOS QUE TE AYUDEN A INCREMENTAR TU PRODUCTIVIDAD Y SATISFACCIÓN?

Suscríbete a nuestro boletín mensual y lo recibirás de forma gratuita en las próximas cápsulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *